Tres Tombs Barcelona

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Historia

TRES TOMBS DE BARCELONA

En Barcelona es el patrón de los gremios de los carreteros y cocheros, de los porteadores y alquiladores de mulas.
Del porque del nombre de la fiesta de “Els Tres Tombs” (las tres vueltas) hay versiones para todos los gustos.

En unas versiones suponen que eran las vueltas que realizaba el jinete con su montura sobre las patas traseras de su caballo como prueba de destreza delante del capellán que oficiaba la bendición.
Otros creían que las vueltas se hacían alrededor de una cruz cercana al lugar de la bendición, en el convento de San Antonio (actual Ronda de Sant Antoni).
Otra versión substituye la cruz por una manzana de casas donde estaba el convento.

Hasta los años 30 del siglo XIX, según el historiador Joan Amades,  en Barcelona se encargaban de preparar la desfilada la cofradía de los muleros y los porteadores de la ribera, tanto porteadores de carro como los de a pie, que eran los gremios que monopolizaban los transportes de mercancías de la ciudad.

Estos oficios tenían su sede gremial en la Plaza Dels Traginers (emplazamiento desaparecido con la apertura de la calle “Vía Layetana” y destrucción del barrio de Sant Pere).
El domingo precedente a la festividad, en esta plaza se subastaba el cargo de Abanderado de la comitiva. La junta del gremio trasladaba el estandarte hasta la casa del ganador y este lucia en su balcón toda la semana hasta el día de la fiesta.

El día de San Antonio la cabalgata salía desde este domicilio, abriendo la comitiva tres jinetes.
Antes de la desaparición del barrio de la Ribera (1715) la comitiva se encaminaba a la iglesia del convento de Santa Clara, el cual estaría ubicado donde actualmente hay una plaza frente al Parlamento de Cataluña, en el parque de la Ciudadela.

Esta visita era debida a, que según la tradición, fue en este lugar donde San Antonio saltó de la nube que lo transportó hasta Barcelona. Allí se realizaba la bendición (que posteriormente paso a la iglesia del portal de San Antonio, actual Ronda) i se iba a visitar a las autoridades de la ciudad.

El Montepío de San Antonio Abad (Cocheros de Barcelona ), fundado en el año 1872 acoge la organización de la mano de sus predecesores documentados desde el año 1825 de la fiesta de Els Tres Tombs de Barcelona. Y a mediados del siglo pasado cambio el sufijo de Cocheros de Barcelona por Caleseros de Barcelona. La comitiva salía desde la Casa de la Caridad de la calle Montalegre.

Con los años el lugar de partida ha ido variando como por ejemplo, ya en los años 70 de la calle Elcano 32 donde estaban las cocheras Gabelli, al patio de la escuela industrial en la calle Urgel y últimamente bajo las fuentes de Montjuic, desde las explanadas de la Feria, que nos ofrece un emplazamiento más cómodo para la organización de la cabalgata.

El nombre de los organizadores también fue cambiando, de Montepio de San Antonio Abad, “Cocheros de Barcelona” paso a ser el “Montepío San Antonio Abad, “Caleseros de Barcelona”,

Y ya en el año 1985 se fundo la “Germandat de Sant Antoni Abat, Patronat desl Tres Tombs de Barcelona” con antiguos miembros del extinto montepío y hasta la fecha que ya se actualiza como una Federación de asociaciones organizadores de esta fiesta.

PAN DE SAN ANTONIO. Haciendo alusión a la historia según la cual un hombre le llevaba alimento al santo cuando éste se encontraba en el desierto, tradicionalmente en el exterior de la iglesia se repartía pan a los fieles i pobres que allí se congregaban.
En la actualidad y quizá por rememorar este pasaje en las pastelerías se venden los torteles de San Antonio.

LA RIFA DEL PUERCO. 

Dado el vinculo entre el santo y los cerditos, en Barcelona se celebraba esta rifa para el sostenimiento de la antigua orden de los frailes Antonianos, que en el 1115 habían fundado en nuestra ciudad una leprosería. Este hospital estaba en las cercanías del Portal de San Antonio. Esta Orden se extinguió en el 1728 y su hospital se incorporo al hospital de la Santa Cruz (calle del Carmen, actual biblioteca Nacional de Cataluña) y que al final acabaría uniéndose al hospital de Sant Pau.

Durante el año se paseaban a diario dos o tres cerditos por las calles de Barcelona, conducidos por dos músicos que tocaban la flauta y el tamboril y un representante del hospital que vendía los números de la rifa. Éste llevaba un báculo episcopal y una campanilla que colgaba del mismo. De esta singular procesión nació el dicho popular “Dar más vueltas que los cerditos de San Antonio”. Después los cerdos se sacrificaban en la calle por unas mujeres llamadas mondongueras, y acababan convertidos en el caldo, lomo con judías blancas, o el platillo de sangre con cebolla.

La rifa quedo prohibida para favorecer a la Lotería Nacional en el año 1879.

 

MEDALLA DE HONOR DE BARCELONA

El día 28 de Noviembre de 2011 nos fue entregada la Medalla de Honor de la Ciudad de Barcelona en el Saló de Cent del Ayuntamiento.

El año 1997, el Ayuntamiento instituyo los Premios de Honor de la Ciudad con motivo de la conmemoración del centenario de las agregaciones de los municipios del Pla.

La Medalla de Honor de Barcelona es una distinción que tiene por finalidad honorar aquellos que, con su esfuerzo, han contribuido al desarrollo de una consciencia ciudadana i cívica, así como de sus valores i virtudes.

Desde entonces, 25 persones o entidades han recibido cada año el galardón a propuesta de los diferentes Consejos de Distrito y del Consejo Plenario municipal.
Son mujeres, hombres i entidades que con su trabajo diario, definido por una clara vocación social i de servicio a sus  conciudadanos, contribuyen a construir la Barcelona del momento y  prefigurar la del futuro, como marco de progreso i convivencia abierto a todos, en ámbitos como la enseñanza, la ciencia, la cultura i el ocio, la economía y el comercio, la conservación de las tradiciones y la difusión de nuestra historia, la cooperación i la solidaridad, la defensa de los derechos humanos, el mundo asociativo, la comunicación y el deporte.

Anualmente, el Ayuntamiento puede aprobar la concesión de veinticinco galardones, de los cuales un máximo de cinco se otorgan a propuesta de la Comisión del Plenario, en el ámbito de la ciudad, y un máximo de dos a propuesta de cada uno de los distritos.

El 25 de marzo de 2011, el Consejo Plenario del Ayuntamiento de Barcelona aprobó la concesión de la Medalla de Honor, entre otros, a la Federació dels Tres Tombs de Barcelona .

 

SAN ANTONIO ABAD

Hay muchas leyendas, a cual más pintoresca con referencia a la vida de Sant Antoni Abad
y del porque siempre en la imágenes hay un cerdito a sus pies.

Sant Antoni fue egipcio de nacimiento. Nació en el año 251 d.c. en una región del alto Egipto. Llevo una vida de eremita cerca de su pueblo, y muchos de estos años, dicen que unos treinta, los paso en completa soledad, solo rota por un hombre que le traía comida cada seis meses. Aun así con el tiempo  de vez en cuando dejaba esta soledad para visitar a la gente cuando él creía que lo necesitaban.

Su fama de eremita y hombre de Dios fue cada vez más popular, a la par que se le otorgaban ciertos milagros, y le llovían cada vez más solicitudes, para imitar su tipo de vida, que le obligaron allá por el año 305 a fundar algunos monasterios. La mayor parte de estos, construidos o formados por habitáculos independientes para crear en los monjes la soledad necesaria en la que él creía.
Por este motivo se le conocía como el “Fundador de la vida religiosa” y “Doctor de la Fe”.

Dice una de estas leyendas, referidas a nuestra ciudad, que una de estas solicitudes le vino de parte del gobernador romano en Barcelona, que teniendo a su hija enferma lo mando llamar a través de unos emisarios que fueron expresamente a Egipto a buscarlo, pues el eco de sus vivencias y milagros cruzaban fronteras.

Sigue diciendo la leyenda que llegando a Barcelona, después de un viaje que hizo sobre una nube para atravesar toda la mar Mediterránea (i de estas nubes planas y largas se les llama “Barquitas de Sant Antoni” ), pudo curar a la hija del gobernador. Y justo después se le presento ante él una cerda que en su boca portaba a un cerdito con la pata mal herida y no podía caminar. La madre deposito al cerdito a los pies del santo y éste lo bendijo quedando curado al momento. La cerda agradecida, no dejo nunca de seguir al santo en agradecimiento. Otras versiones de la misma leyenda dice que fue el cerdito el que siguió siempre al santo hasta su muerte.

Es por eso que se invoca al santo como patrón de los animales y especialmente los de pezuña redonda, recibiendo así el apodo de san Antonio de los burros, quizás para diferenciarlo del otro San Antonio, el  de Padua.


San Antonio murió el 17 de enero del año 365 cuando tenía 105 años.

Para profundizar más en su vida podéis leer su biografía más fiel escrita por San Anastasio de Alejandría, su mejor biógrafo.

 


Cabalgata 2017

Edición 192

21 de Enero

3 Tombs en imágenes

tres tombs barcelona 3.jpg

Medalla de Honor Ciudad de Barcelona

Federados


Colaboradores


 


 


 

Artículos relacionados